Todo lo que necesitas saber sobre la vitamina D

La vitamina D es imprescindible para que nuestro organismo absorba el calcio y el fósforo, por lo que su déficit puede ser causa de raquitismo en los niños y osteomalacia y osteoporosis en los adultos. Nuestra piel produce vitamina D al exponerse directamente a la luz solar. De hecho se calcula que un 90% de esta vitamina la generamos al tomar el sol y el 10% restante a través de la alimentación.

¿Cuál es la importancia de mantener unos valores adecuados de esta vitamina en el organismo?

La vitamina D tiene numerosos beneficios, ya que interviene en el correcto mantenimiento de huesos y dientes, de la función muscular e interviene también en el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Además la vitamina D juega un papel activo en procesos de división celular.

 

¿PARA QUÉ SIRVE LA VITAMINA D?

La vitamina D tiene un papel fundamental en el buen funcionamiento del organismo ya que interviene en muchos procesos fisiológicos como, por ejemplo, en la absorción y el mantenimiento de los niveles de calcio en los huesos. Por ello, un déficit mantenido de vitamina D puede aumentar el riesgo de ostoeporosis y fracturas óseas.

 

Además l a vitamina D presenta un efecto hormonal más allá de su función como regulador del metabolismo óseo, y poco a poco se ha ido concediendo a la vitamina D un papel relevante en la fisiología humana en general. Numerosos estudios se han realizado a lo largo de los años para poner en evidencia esas acciones extraóseas, entre ellas su acción en el sistema inmunitario.

 

¿Qué síntomas provoca el déficit de vitamina D?

Si te falta vitamina D, lo más probable es que no tengas ningún síntoma. 

 

Los niveles muy bajos de vitamina D durante largos periodos de tiempo pueden conducir a una pérdida de densidad ósea, lo que puede llevar a sufrir osteoporosis y fracturas, como se dijo anteriormente. La deficiencia severa de la vitamina D también puede conducir a otras enfermedades. En niños, puede causar raquitismo. El raquitismo es una enfermedad rara que hace que los huesos se vuelvan blandos y se doblen. En adultos, la deficiencia severa de la vitamina D conduce a la osteomalacia, que causa huesos débiles, dolor en los huesos y debilidad muscular. Los investigadores están estudiando la vitamina D por su posible vínculo con varias afecciones médicas, incluyendo diabetes, presión arterial alta, cáncer y enfermedades autoinmunes. 

 

Consejos

  • Dieta: La vitamina D está presente en algunos alimentos como son los pescados grasos (arenque, salmón, caballa), la yema de los huevos, la carne y los alimentos fortificados.
  • Sol: Tomar el sol ayuda a que el cuerpo sintetice vitamina D. Ten en cuenta que la exposición al sol debe ser controlada y acordada previamente con el médico.
  • Suplementos de vitamina D: La vitamina D está en muchos multivitamínicos. 

 

Si quieres conocer tu nivel de vitamina D en tu organismo y conocer si estás expuesto a alguno de los riesgos anteriormente mencionados te invitamos a consultar un médico.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Bitnami banner
Bitnami